¿Qué es un alargamiento coronario?

noviembre 27, 2019por adminEstética dental

iStock-1173722165.jpg

A pesar de que un alargamiento de corona es un tratamiento sin complicaciones, a menudo despierta preocupaciones en las personas que necesitan someterse a él. Para disipar todas las dudas y eliminar miedos, en este artículo vamos a explicarte en qué consiste.

El alargamiento coronario es una técnica odontológica quirúrgica que consiste en eliminar tejido gingival, hueso o ambos para exponer una mayor superficie del diente. Desde nuestra clínica dental en Puerto de la Cruz, te explicamos con detalles en qué casos puede llevarse a cabo y cómo se realiza este procedimiento.

Alargamiento coronario para la restauración

Normalmente, se recurre a este tratamiento de cirugía periodontal, por ejemplo, cuando el diente presenta fracturas o caries por debajo de la encía, cuando la corona es demasiado pequeña para albergar una funda de cerámica o cuando es necesario renovar una funda dental o un puente, porque los márgenes de estos ya se encuentran por debajo de la encía.

Alargamiento coronario con fines estéticos

Sin embargo, el alargamiento coronario también puede utilizarse para mejorar la estética dental en aquellos casos en los que los dientes son muy cortos o las encías muy prominentes o irregulares. Con el alargamiento de corona estético logramos desplazar el margen gingival de manera que se aprecia más la superficie del diente y el contorno de la encía queda homogéneo, sin que parezca que algunos dientes son mucho más grandes que otros.

El periodontista y el especialista en estética dental realizan un diagnóstico clínico y radiológico para valorar cuánta encía o hueso se debe eliminar y, en ocasiones, pueden recurrir a la rehabilitación con carillas dentales de porcelana para mejorar las proporciones estéticas del diente.

En nuestra clínica dental de Puerto de la Cruz (Tenerife) somos especialistas en este tipo de tratamientos y estaremos encantados de asesorarte.

Cómo se realiza el alargamiento de corona

El alargamiento de corona acostumbra a realizarse con anestesia local y tiene una duración aproximada de entre 20 y 25 minutos.

El periodontista realiza varias incisiones en el tejido gingival para despegar la encía del diente y poder acceder a la raíz y al hueso adyacente. A veces, es suficiente con eliminar directamente sólo un trozo de encía.

El postoperatorio no es muy molesto, pero puede aparecer algo de inflamación y dolor en la zona afectada. Durante este período, el odontólogo podrá prescribir antiinflamatorios para reducir el dolor y la inflamación en la encía.

Hasta la retirada de los puntos, que se realiza aproximadamente una semana después de la intervención, es necesario ser especialmente cuidadoso con la higiene bucal con el fin de evitar la aparición de infecciones.