Las coronas dentales 3

febrero 11, 2019por adminCoronas dentales

oralbest_clinica_dental_puerto_de_la_cruz-blog-coronas-dentales3.jpg

Siguiendo con el tema de nuestra anterior publicación, a continuación detallamos los dos imprescindibles pasos del tratamiento:

Primer paso de tratamiento

El dentista toma una impresión de la mandíbula superior e inferior.

Después de un anestésico local, se eliminan las restauraciones antiguas y también la sustancia dental destruida por caries.

Posteriormente, el muñón de diente restante se pretrata («prepara») para que luego la corona se pueda poner como una capuchón. Por cierto, la preparación es un proceso muy importante.

Después, todo debe ser limado, pero al mismo tiempo se debe preservar la mayor cantidad posible de sustancia dental natural y aún debe quedar suficiente espacio para la corona.

Cuando se termina el muñón del diente, se toma una impresión, que sirve como base de trabajo para el técnico dental.

El dentista requiere una impresión más para elaborar la corona provisional.

Después de esta impresión, se elabora una corona de plástico que protege el diente, ya que sin colocar una corona provisional, el diente reaccionaría al aire caliente, al frío, al dulce, incluso el  frío con un dolor agudo. Esta corona provisional o temporal debe permanecer en el diente hasta que se termina y se coloca la corona final, lo que puede tardar una o dos semanas. Pero eso no es todo, antes de que los modelos de impresión vayan al laboratorio dental, el dentista toma el color de los dientes con una tabla de colores. Cuestión también muy importante, porque la corona nueva debe tener el mismo color de los dientes restantes naturales.

Segundo paso de tratamiento

Antes de que se ponga la nueva corona, el muñón se libera del provisional y se limpia.

Primero viene el «ajuste». El nuevo diente debe ajustarse exactamente a los otros dientes y, sobre todo, a su «contraparte», de modo que no haya una carga incorrecta causada por contactos inadecuados.

A veces, se tienen que retocar los puntos de contacto hasta que la corona ajuste «bien».

Si todo es correcto, el muñón del diente se limpia nuevamente y luego ha llegado el momento de colocar la nueva corona con el adecuado cemento dental.

El paciente receptor de la corona puede tardar algunos días en acostumbrarse a este nuevo «cuerpo extraño».

Si después de unos días de masticar y morder el paciente tiene la sensación de presión o incomodidad, se debe realizar un control de seguimiento.