¿Cómo puedo prevenir la gingivitis?

junio 17, 2019por adminEnfermedades periodontales

iStock-186926118-1200x800.jpg

Según los últimos datos del Consejo General de Colegios de Dentistas de España, en los próximos años, entre 10 y 12 millones de personas podrían padecer periodontitis en nuestro país. Las enfermedades periodontales, es decir, la gingivitis y la periodontitis, son una de las afecciones bucodentales más habituales entre la población.

De no ser tratadas de forma precoz y adecuada, la inflamación, el enrojecimiento y el sangrado de las encías puede agravarse hasta acabar con la pérdida de las piezas dentales. Así, el control, el tratamiento y la eliminación de las bacterias orales que provocan estas dolencias, que dañan de forma progresiva los tejidos que rodean y soportan al diente, es fundamental para mantener una buena salud bucodental y general.

La fase inicial de este proceso, la gingivitis, se produce, precisamente, por la acumulación de placa bacteriana entre los dientes y en la línea de las encías. Si esta no es removida de forma pertinente por un experto en Periodoncia, puede evolucionar hasta convertirse en sarro. Este, a su vez, puede irritar e inflamar los tejidos gingivales y periodontales.

La gingivitis, en todo caso, debe ser tratada de forma prematura para evitar el desarrollo de la periodontitis, que puede provocar la caída de los dientes afectados. En nuestra clínica dental en Puerto de la Cruz te explicamos cuáles son sus síntomas principales y qué puedes hacer para prevenirla.

Síntomas de la gingivitis

Las enfermedades de las encías, durante algún tiempo, pueden pasar inadvertidas por el paciente, ya que en algunos casos pueden llegar a ser indoloras. Por este motivo, es fundamental tener presentes algunos de sus principales indicios:

  • Cambio en la tonalidad rosada propia de las encías. El tejido gingival, en estos casos se presenta enrojecido e inflamado.
  • Sangrado de las encías, en muchos casos, durante el cepillado.
  • Proceso de retracción gingival.
  • Apariencia de piezas dentales más alargadas de lo habitual.
  • Halitosis o mal aliento, en algunas ocasiones acompañado de mal sabor de boca.
  • Dientes flojos.

En todo caso, se debe tener en cuenta que una higiene oral deficiente o insuficiente, una dieta alejada del aporte de nutrientes y vitaminas necesarios, malos hábitos como el tabaco o algunas patologías, como la diabetes, influyen directamente en la aparición de la gingivitis.

Consejos para prevenir las enfermedades periodontales

Para evitar el desarrollo de las patologías periodontales es esencial, en todo caso, mantener una rutina de higiene bucodental óptima, además de acudir de forma periódica al dentista y realizarse limpiezas dentales profesionales.

  • Cepilla tus dientes, como mínimo, dos veces al día durante dos minutos.
  • Haz uso de la seda dental y de los cepillos interproximales para eliminar los restos de las zonas interdentales. De esta manera, se puede evitar la proliferación de la placa.
  • Realiza enjuagues bucales de forma regular, siguiendo las recomendaciones de tu dentista.
  • Sigue una dieta sana y equilibrada.
  • Evita el tabaco.
  • Visita a tu dentista, como mínimo, dos veces al año y sigue siempre sus consejos.

Si tus encías sangran durante el cepillado y crees que puedes estar sufriendo alguna afección relacionada con estas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.